¿QUE ES ONENESS?

Oneness como concepto es precioso, como experiencia es asombrosa.

Oneness es un fenómeno global que tiene el propósito de aliviar el sufrimiento humano desde sus raíces para despertar a la humanidad hacia el estado de unidad, en la que cada individuo se siente conectado a todo lo que es. Un ser humano debe sentirse muy cerca al otro.  Ya sea a su esposa, esposo, hijo, cualquier otro extraño, te debes sentir muy cerca de él, te debes sentir conectado, en unión.

La conciencia está tan nublada por el conflicto que no somos capaces de experimentar nada, ni la brisa nocturna, ni la sonrisa de nuestros hijos, o la conversación con un amigo, nada.  La presión de los pensamientos, el ruido de las preocupaciones, la interferencia de situaciones del pasado, son como un generador eléctrico que nos ciega todo momento de nuestro día a día. En el profundo proceso de Oneness comienzas a ver la disolución del conflicto, y a  experimentar la plenitud del universo entero que hay en ti y en todo tu entorno; la gente, la naturaleza, tus actividades, dejan de ser un objeto separado y se convierten en una experiencia de amor y alegría absoluta.


En la visión de Oneness, la transformación interior y el despertar a estados superiores de conciencia no se dan por comprensión meramente intelectual, sino a través un proceso neurobiológico en el cerebro, con lo que se redefine la experiencia de la vida desde su núcleo. Esto se logra mediante la Diksha que es una transferencia de energía que inicia un viaje hacia estados superiores de conciencia. La Diksha afecta los lóbulos  del cerebro físico, lo que reduce los niveles de estrés e intensifica los niveles de amor, alegría y  conciencia. Millones de personas en todo el mundo atestiguan los estados de calma y efectos de despertar de la energía Diksha, que ahora está ganando reconocimiento como el camino más eficaz para enriquecer la conciencia humana.

Oneness no propone hacer que todos abracen el mismo sistema de creencia, doctrina o tradición, sino más bien un proceso de descubrimiento de la verdad que es inherente a todas las tradiciones.